jueves, diciembre 13, 2007

A 26 años del Mozote

Como cada año, el Mozote reunió a una serie de visitantes interesados en conocer, o recordar, uno de los capítulos más impactantes de la guerra en El Salvador, porque se trata no sólo de un genocidio de campesinos, sino de una escena en donde las principales víctimas fueron niños y niñas.



En memoria de aquellas familias asesinadas, se levanta un monumento con la silueta de una familia tomada de la mano. Cerca, contiguo a la iglesia, un hermoso jardín recuerda las jóvenes vidas truncadas a causa de la guerra.


Veintiséis años después, la comunidad se ha convertido no sólo en un recordatorio de lo infame, sino -sobre todo- en un verdadero monumento a la Paz, cimentado sobre la frase: nunca más!



Lea también: http://acces.blogia.com/2007/022801-el-mozote.php

No hay comentarios.: