miércoles, octubre 01, 2008

Geoffroy en el MUPI

Anduvimos errantes
años, años, años anduvimos errantes
la ventisca el granito los violentos vendavales
las grandes bestias devoradoras
nada pudo detener nuestros pasos...

El Museo de la Palabra y la Imagen MUPI, tiene el don de emocionar a través de sus exposiciones. Desde su fundación, he asistido a casi todas las grandes exhibiciones dedicadas a los personajes salvadoreños. Esta vez y por los próximos seis meses toca el turno a Pedro Geoffroy Rivas, el autor santaneco de Los Nietos del Jaguar y Yulcuicat, entre otros.
La muestra incluye manuscritos, fotografías y objetos personales, entre los que sobresale la cámara fotográfica del autor, fiel compañera con la que retrataba los destinos adonde lo llevaba su inquietud antropológica y lingüística. Por supuesto, no falta la alusión a sus escritos, sobre todo a su poesía. El texto con el que inicio por ejemplo, ha sido tomado de Los Nietos del Jaguar, pero en su haber literario hay una pluralidad de temas, mismos que denotan una personalidad inquieta. Ese es el don de la exhibición del MUPI, pues logra proyectar las múltiples facetas del autor. “Y queríamos mostrar mucho más” mencionaba Carlos Henríquez Consalvi el día de la inauguración.
Aunque el año dedicado a Geoffroy inició con las actividades de la Semana Nacional de la Lectura, el mes de septiembre es significativo, pues en un 16 de septiembre nació el poeta. Sus textos han sido recogidos en diversas publicaciones -la más reciente bajo el título El surco de la Estirpe- que abarcan ensayo y poesía, y un atisbo de su personalidad inquieta llega sólo gracias a esfuerzos como el de Patria Peregrina.

No hay comentarios.: