martes, noviembre 03, 2015

El reconocimiento de "El tigre y el venado"

Fotografía tomada del sitio web de Secultura. Muestra al elenco de la danza "El tigre y el venado", junto al director nacional de Patrimonio, Marlon Escamilla, y las investigadoras Astrid Francia y Ana María Mata.

"El tigre y el venado", puede ser presentada solo como una danza y digamos que, en su manera más simplista, lo es aunque en su justa dimensión debe hablarse de ella como una expresión del patrimonio cultural inmaterial de nuestro pueblo.
¿Qué diferencia hace el enfoque? que el verdadero valor lo alcanza al reconocerse como patrimonium, es decir, como parte del conjunto de bienes que nos pertenecen y que, por lo tanto, merecen protección, y eso es lo que logró la comunidad sanjuanense el pasado 30 de octubre, con la nominación hecha por la Dirección Nacional de Patrimonio Cultural y Natural de la Secretaría de Cultura de la Presidencia (Secultura).
Aunque la iniciativa fue promovida por la localidad, a través del Movimiento Pro Rescate de la Cultura y Tradiciones Sanjuanenses, de San Juan Nonualco, mediante el documento se convierte en un bien nacional, en una expresión que pertenece a nuestra cultura en tanto encierra ciertos valores para los y las salvadoreñas.
Esos valores incluyen el religioso, por cuanto forma parte del fervor, especialmente hacia el Señor de la Caridad, venerado por los numerosos milagros que se le atribuyen; valor simbólico, pues da identidad y sentido de continuidad a las fiestas sanjuanenses; valor artístico, reconocido en su música, narración y coreografía, así como en la producción de atuendos y objetos, que dan cuenta de la creatividad colectiva heredada por generaciones; y valor social, expresado en la participación de los distintos actores locales.
Así lo demuestra la investigación hecha por un equipo de especialistas y que da sustento a la nominación de Bien Cultural de los salvadoreños, mediante la resolución interna publicada en el Diario Oficial, el 8 de septiembre de 2015, tomo n.° 408, número 163.
Dicha investigación estuvo a cargo del equipo de Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI) del departamento de Registro de Bienes Culturales de Secultura, el cual es dirigido por la antropóloga salvadoreña Ana María Mata Parducci.
La danza forma parte de las festividades del municipio de San Juan Nonualco, que se celebran entre abril y mayo, en honor al Señor de la Caridad y la Santa Cruz (el Día de la Cruz). Representa el milagro concedido por el santo patrono a un matrimonio que sale de cacería. Cuatro danzantes representan a los personajes: el viejo, la vieja, el tigre y el venado. Al ritmo del tambor, los personajes simulan una escena de caza, donde el tigre persigue al venado, emitiendo rugidos y movimientos de ataque, mientras el venado lo esquiva, gritando y agitando el cuero que lleva encima de su cuerpo; el viejo y la vieja también son acechados y aprovechan el ataque del tigre al venado para dispararle y matarlo. El venado se escapa, se le deja vivo ya que representa el milagro cumplido por el Señor de la Caridad, quien lo envió para salvarlos. Posteriormente, los viejos descuartizan y se reparten el tigre, mediante un recitado que incluye chistes y críticas humorísticas a las autoridades locales y personajes de la comunidad que han prevalecido en el reparto desde los inicios de la danza.
El reconocimiento responde a lo regulado por la Convención para la Salvaguardia del PCI, que incluye en esta categoría a tradiciones y expresiones orales, artes del espectáculo, usos sociales, rituales, actos festivos, conocimientos y usos relacionados con la naturaleza y el universo, así como técnicas artesanales tradicionales. 
La nominación se traduce entonces en un compromiso del Estado para aspectos como la investigación, preservación, promoción, transmisión -básicamente a través de la enseñanza formal y no formal- y revitalización de este patrimonio en sus distintos aspectos (Art. 2 numeral 3 de la convención).
En suma, tome nota, y como salvadoreño no vuelva a decir que no tenemos expresiones culturales propias. 



No hay comentarios.: